Seleccionar página

Todo lo que debes saber sobre diseño de interiores

¡Bienvenidos a nuestro primer artículo del blog, donde vamos a contaros todo lo que debéis saber sobre diseño de interiores! Si sois unos apasionados del mundo de la decoración, de conocer tácticas para estructurar de forma estética, armoniosa e inteligente los elementos de diferentes espacios… ¡Habéis llegado al sitio adecuado!

Cuando pasamos tiempo en un espacio cerrado determinado, como puede ser nuestra casa o nuestra oficina principalmente, que nos guste la forma en la que están puestos los muebles, los colores y formas que hayamos escogido, tienen muchísima relevancia. Y no solo por una cuestión de belleza, como seguramente pensáis, sino por una importante cuestión de salud: según un estudio realizado por la periodística científica Emily Anthes, existe algo llamado la psicología del espacio o psicología ambiental. Este concepto nos habla de que tener los espacios alineados de la forma en la que mejor nos viene y más nos gusta, afecta directamente a nuestro estado de ánimo y a nuestra salud mental.

diseño de interiores

Así pues, dado que es tan importante encontrarnos a gusto y en paz en los lugares en los que pasamos la mayor parte de nuestra vida… ¿Por qué no saber un poco más sobre ello? Si os gustaría saber en qué consiste exactamente el diseño de interiores, qué lo conforma, dónde se puede estudiar diseño de interiores en nuestro país, y qué esperar de este tipo de cursos para convertiros en auténticos profesionales del interiorismo… ¡Continuad leyendo nuestro post, porque os lo vamos a contar todo!

¿Qué es el diseño de interiores?

El diseño de interiores es la disciplina que se encarga de proyectar el aspecto y la experiencia en un espacio cerrado o interior. Es posible que muchas veces hayáis leído indistintamente los términos referidos al diseño de interiores, al interiorismo y a la decoración de interiores, y la realidad es que no significan exactamente lo mismo: mientras que el diseño de interiores o interiorismo se basa en la estructuración de todos los elementos en un espacio cerrado para que conformen un lugar más cómodo, más bonito y más usable, la decoración solamente se basa en armonizar los elementos para que queden bien estéticamente. Esto quiere decir, fundamentalmente, que la decoración de interiores es una subdisciplina dentro del amplio concepto que es el interiorismo.

¿Y qué se necesita para lograr ser diseñador de interiores, además de tener la formación pertinente? Quizás la primera respuesta que os venga es que se necesita criterio estético. Pero esto, aunque importante, no es lo único, ya que además suele ser bastante subjetivo. Hay que tener, por encima de todo, conocimientos sobre perspectiva, que nos ayuden a calcular la posibilidad de seleccionar el sitio de cada objeto; hay que saber de proporcionalidad y también hay que saber de iluminación, pues la luz juega un papel absolutamente fundamental en la ecuación de cómo decorar nuestra casa o nuestra oficina. Por último, también es necesario tener en cuenta la ergonomía, es decir, la capacidad de adaptar todos los elementos del espacio concreto, a nuestra propia comodidad.

Los orígenes del interiorismo

La selección de los elementos que nos van a acompañar en nuestro día a día es tan antiguo como la existencia del ser humano. Pero la duda que probablemente tengáis es cuando fue la concepción del interiorismo como tal, como una dedicación específica y para la que hacía falta tener conocimientos mínimos. Si bien nos podríamos remontar al Antiguo Egipto para hablar de la primera sociedad que tenía verdadera conciencia sobre cómo decorar el interior de un espacio cerrado, las pirámides en este caso, no es hasta mucho más adelante en la historia que nos encontramos con los artistas Le Corbusier y Mies van del Rohe, que se consideran los primeros en fundar un movimiento artístico específico, el layout, para posicionar muebles y objetos y hacer lo que consideraban un auténtico paisaje interior.

Decoración de interiores

Ya hablaba Le Corbusier en los primeros años del siglo XX de funcionalidad y elegancia a la hora de elegir los elementos y su colocación en determinados espacios interiores. Esto, además, tenía que tener una línea de contacto muy estrecha con la arquitectura, que era, por decirlo así, la decoración exterior del mismo espacio. No solamente tienen importancia los muebles o los elementos que situemos en dicho espacio, sino que la luz y el color son dos valores imprescindibles, y no darles la importancia merecida puede hacer que todo el proyecto general fracase por completo.

Hoy en día, y probablemente gracias a los orígenes del interiorismo, sabemos qué importancia puede tener la luz incluso en la percepción de las medidas y el tamaño del espacio. El diseñador de interiores, además de tener que pensar en estos elementos, debe crear todo un plan cuando se encuentra por primera vez antes un proyecto de diseño… ¿Os gustaría saber cuáles son las fases que suelen tener este tipo de proyectos? ¡Pues vamos a verlas!

Fases de un proyecto de diseño de interiores

Aunque cada diseñador o diseñadora tienen sus propios métodos, y muchas veces esto también depende de la persona que les ha contratado y sus principales requisitos, podemos hablar de forma general de seis fases diferentes en cualquier proyecto de diseño:

  1. El Briefing, en el cuál el interiorista dilucida cuáles van a ser las ideas principales del proyecto, y también escucha, evidentemente, cuáles son las exigencias del cliente y cómo se imagina que va a quedar el espacio.
  2. La medición, momento en el que se visita el espacio que se va a rediseñar para saber los detalles más minuciosos: cuánto miden las paredes, los elementos que están y los nuevos que van a llegar para saber si todo es factible.
  3. Los estudios preliminares, en los cuáles se hacen las primeras pruebas para ver si son factibles las ideas que se han llevado a cabo en la vida real y en la práctica.
  4. El anteproyecto, momento en el cuál, mediante herramientas digitales como puede ser un software, se crea una maqueta en 3D de cómo podría quedar la idea cuando sea creada en la realidad.
  5. El proyecto ejecutivo, que es la propia obra en la cuál se llevan a cabo de forma práctica todas las ideas reflexionadas entre el diseñador y los clientes.
  6. El acompañamiento, que consiste en seguir de cerca el proyecto una vez se ha terminado, para ver que efectivamente todo marcha bien, ha quedado efectivamente tal y como se había proyectado y no ha surgido ningún problema.

Qué esperar de curso de diseño de interiores

Elementos del interiorismo

Vamos a empezar por los conceptos básicos que vais a tener que conocer si estáis dispuestos a iniciar una carrera dentro del diseño de interiores. Y estos son, por supuesto, los elementos que forman parte del día a día de cualquier proyecto de interiorismo: la proporción, que ya os mencionábamos anteriormente, las medidas, los materiales, la iluminación y, por último el mobiliario:

La proporción y las medidas

Entre un elemento y otro de los que pueden formar parte de un lugar, existe espacio. Este debéis tenerlo en cuenta como un factor de gran importancia, porque debe generar balance y armonía, y esos van a ser los principales motivos por los cuáles el diseñador tome diferentes decisiones.

Os vamos a poner un ejemplo concreto: si tenemos un lugar determinado, como por ejemplo un dormitorio, tendremos que pensar en la proporción de la cama, de las mesillas y si todo eso armoniza y cumple las medidas para poder ser situados juntos sin tapar, por ejemplo, la única ventana que hay. Esto es tener conocimiento sobre la perspectiva, porque tendréis que imaginar cuáles son las posibles variables en las cuáles todos los elementos tienen cabida, y además, cuál de esas variables es la mejor para que sea un sitio cómodo y bonito.

Los materiales

Este es otro de los elementos más importantes de cualquier diseño, ya que los materiales tienen que tener un por qué, deben de aportar miles de ventajas a la persona que vaya a disfrutar del proyecto en el futuro, es decir, el cliente. Por ejemplo, se elegirá madera porque aísla el frío, o bien se elegirá mármol porque estéticamente nos encanta. Dentro de este apartado, en el que hay que pensar largo y tendido, está el tema de las texturas, que también deben de combinar entre ellas y que ningún elemento quede fuera de la armonía general.

La iluminación

Cómo estudiar diseño de interiores

¡La luz! ¿Es posible que esto sea, de entre las muchas cosas que un interiorista debe reflexionar, la más imprescindible? La luz puede hacer que los elementos luzcan de diferente manera según los armonicemos con ella, puede causar grandes problemas por dar una sensación desagradable, como un espacio pequeño, o puede ayudarnos a convertir un lugar, a priori precario, en otro muchísimo mejor.

Cualquier diseñador de interiores profesional sabe perfectamente la atención que debe dedicarle a cómo actúa la luz en el espacio que tiene delante, y estructurará el resto del proyecto en base a ello.

El mobiliario

Por último, los objetos que vayan a estar conviviendo con el espacio que el interiorista esté diseñando, también tienen gran trascendencia. Ellos deberán combinar en cuanto a texturas, colores, tamaños y perspectivas, y por supuesto es parte fundamental del trabajo del diseñador de interiores hacer que estén en la mejor mezcla posible.

Sobre la web Decorador de Interiores

Esperamos que después de leer nuestro post, os hayáis quedado con cuáles son los conceptos clave del interiorismo y de la decoración de interiores. Vamos a continuar contándoos más curiosidades sobre este fascinante mundo, la relación que tiene con otros mundos como es el de la arquitectura, y también algunas cuestiones prácticas como puede ser cuáles son las principales instituciones donde se puede estudiar diseño de interiores, y o qué opciones laborales tiene.

Con todo esto, si os ha quedado alguna duda, o quizás os apetecería que hablásemos sobre temas que os generen interés, podéis escribirnos siempre que lo queráis a través de nuestra web. ¡Muchas gracias por leernos, y nos vemos el próximo día en nuestro blog!